NI de Eva

Ni de Eva ni de Adán – Amélie Nothomb

Hay libros que se leen sin respiro. Como besos, libros que se devoran. Es el caso de este libro de Amélie Nothomb, Ni de Eva ni de Adán. Allí Nothomb despliega su historia de amor con Rinri, un jóven japonés a quien ella le enseñaba francés a los veintiún años.

“Me pareció que enseñar francés sería el método más eficaz para aprender japonés”.

Apenas leí ese comienzo me atrapó. Para aquellos que nos sentimos tan atraidos por el francés como Rinri, la invitación es tentadora. Y lo es porque explora muy bien el encuentro no sólo de dos seres que se quieren, sino también de dos lenguas, de dos culturas. El encuentro es un excelente retrato del malentendido, del principio al fin. Es una exploración delicada e inteligente de la lengua francesa y de la lengua japonesa. Y del esfuerzo, de la aventura de dos personas que aman la lengua del otro, que realmente se admiran y se gustan en y por su lenguaje. No se puede amar por fuera de la lengua. Este es el aspecto más interesante del libro.

“El amor es un impulso tan francés que algunos lo consideran un invento nacional. Sin llegar a ese extremo, admito que hay en esta lengua un genio amoroso. Quizás podría considerarse que Rinri y yo, cada uno a su manera, nos habíamos contagiado de la inclinación típica del idioma del otro…”

Luego, está el estilo de Nothomb: es irónico; uno de los pocos libros que realmente hace reir (es cierto que para poder reir con el es necesario conocer algo de lo francés y de lo japonés aludido en el texto). También es, en cuanto al relato autobiográfico, dramático, en el punto en que hay algo imposible para ella en relación al sexo opuesto y al ser amada. Es ahí donde reaparece la figura de su hermana (su doble, su verdadera otra mitad) como el único ser que la completa, que le hace posible el deseo y que la lleva a escribir.

Por qué el título. En realidad, podría llamarse De Eva y de Adán, si pensamos que la historia bíblica no es justamente una historia de amor ideal sino más bien el Mito inaugural de la cultura, signado por la incompletud, el dolor y el sudor. Quizás porque el amor que se recorre en la historia de Amélie es más fraternal, más leal, que la del Mito occidental.

Ni de Eva ni de Adán, Barcelona, Anagrama, 2009

Foto: Uchina!

2 pensamientos sobre “Ni de Eva ni de Adán – Amélie Nothomb”

  1. Leí el libro, y me parece interesante la explicación de la entrada porque yo tuve una impresión diferente. Tal vez porque soy japonesa, porque soy mujer o porque soy de una generación diferente a la de ustedes 😛
    Un abrazo.

  2. Nora: es cierto, estas cosas pasan con la literatura… y también con el cine, igualmente, si querés dejanos tu impresión del libro, no lo encontré en tu blog. Un saludo!

Deja un comentario