Disparar sin disparo – Kihachiro Kawamoto

Fotos: Uchina!

“Para disparar sin disparo”, así se llama el corto de Kihachiro Kawamoto, realizado con figuras de arcilla. Lo vi hace mucho y lo volvi a encontrar en Youtube. Realmente muy bueno.

Es la historia de un joven arquero, Ji Chang, que quiere convertirse en el mejor arquero del mundo. Busca la ayuda de un arquero consagrado, Fei Wei, que puede disparar las hojas de sauce fuera de los árboles. Este maestro entrenará a Ji Chang pero no precisamente a través de la transmisión de contenidos o de la adquisición de destrezas especiales tales como apuntar al blanco, manejar el pulso, etc. sino que lo que hace es derribar cada uno de los sentidos que sostiene su discípulo. Llevarlo a los límites de su propio saber. Ahí donde el aprendiz cree que sabe, que alcanzó un saber, el maestro le muestra la inconsistencia de ese saber en el sentido de romper con el ideal: ser un arquero famoso y admirado por su puntería, etc. Pero también -y este es el aspecto más interesante- lo precipita a una experiencia nueva respecto de su cuerpo.
Lo primero que le pide el maestro a Ji Chang es que aprenda a dormir sin parpadear. Luego de dos años, cuando el aprendiz logra dormir con los ojos abiertos, el maestro le dice que aprenda a ver algo en su mano, algo casi invisible. El arquero no logra verlo. Entonces se sienta frente a la ventana y, a través de ella, mira cosas diminutas: una pulga, bichitos casi imperceptibles, pájaros. Luego de tres años, forma sus ojos para ver detalles pequeños (insectos, movimientos sutiles, telarañas invisibles a la vista). A partir de entonces, el discípulo comienza a aprender del maestro, al punto que el maestro le regala su arco, le dice que de él ya aprendió todo.
El arquero comienza entonces un viaje por el mundo, ya que aún no estaba satisfecho. En este viaje va a ver a un sabio muy anciano, Gan Ying. Frente a él quiere demostrar sus habilidades. Pero este sabio le señala que no se trata de eso, de las habilidades que aprendió, y que seguramente lo que no aprendió es a disparar sin disparo. Esta frase sí que lo intriga, lo interroga. El creía que ya había aprendido todo. El anciano lo lleva a la cima de una montaña, en el borde de una roca que da a un precipicio. Es una experiencia límite, incluso desde lo físico. Y entonces le muestra cómo puede disparar sin el arco y derribar un ave. Hace el gesto de disparar pero en el lugar del arco hay vacío, no está el objeto. No obstante, uno podría decir que sí lo hay. Pero es un objeto que ha sido vaciado de su espesura, de su consistencia como objeto central del arquero. ¿El arco, se volvió una parte del cuerpo? El ave cae frente al arquero y éste se impacta con ese acto.
Es quizás el punto más verdadero de su entrenamiento. El relator nos dice: es la primera vez que él despierta a la verdadera naturaleza de este arte. Poder derribar un ave que vuela en el cielo sin el uso de la flecha, es decir, con un arco vacío. Sólo entonces el arquero está en el borde de una experiencia de saber. Un saber que no proviene del conocimiento ni mucho menos del aprendizaje. Ji Chang se convierte en el orgullo de la ciudad, conocido como el maestro arquero que nunca tocó un arco. El decía:  «La mayor obra es abstenerse de la acción. La esencia del discurso es el silencio
En el caso del arquero, lo que tenemos más bien es la experiencia del vacío, en el sentido enunciado en el Tao. El vacío no es la nada sino un borde que funciona como motor del movimiento, también de la mirada y de la voz. Eugen Herrigel, en «El zen y el arte de los arqueros japoneses», dice de su iniciación en el arte de la arqueríazen en Japón:
«Me llevó mucho tiempo lograr lo que el Maestro quería, hasta que por último lo conseguí. Aprendí a “perderme” en la respiración y con tanta facilidad que a veces tenía la sensación de no estar respirando, sino -a pesar de lo extraño que ello pueda parecer- siendo respirado».
Fotos: Captura Uchina!

3 pensamientos sobre “Disparar sin disparo – Kihachiro Kawamoto”

  1. Me alegra que te haya gustado, hace mucho estoy investigando este tema… saludos!

Deja un comentario