Kanjis

El origen de la lengua japonesa aún se desconoce. Según el Gunkan, el japonés, en su origen, no tiene relación ni con el chino (ya que el chino es una lengua monosilábica y distinta en su formación) ni con la lengua ainu. En este sentido, se dice que podría tener una filiación linguística “independiente” (sin un origen derivado de otras lenguas). Hay dos elementos fundamentales para entender este punto: el aislamiento geográfico de Japón y el hecho de que no haya sufrido una invasión extranjera. Sin embargo, aunque sintácticamente el japonés no tiene relación con el chino, su vocabulario está compuesto por muchísimas palabras chinas.

Yamato es el término con el que designa al antiguo Japón como a su lengua primitiva. El archipiélago japonés comenzó a poblarse alrededor del año 2500 a. C. Se sabe que la lengua de Yamato era polisilábica pero se desconoce si poseían escritura. Es a través de sabios coreanos como la cultura china llega a Japón a través de una “invasión cultural” fechable entre los siglos III al VII. En el año 405 a.C. la Corte Imperial adopta oficialmente la escritura china.

La escritura adoptada es la de los ideogramas kanji. Acerca del kanji hay mucho realmente para decir. Lo primero es que el ideograma es una unidad conceptual que tiene significado en sí misma. Para entender esto hay que pensarlo en relación con nuestro propio alfabeto. Para poder expresar un concepto en nuestro alfabeto necesitamos unir vocales y consonantes. Para expresar el significado de casa deben unirse todos los elementos c-a-s-a, formando así un signo, una unidad linguística con significado; ninguna de las letras de nuestro alfabeto tiene significado por sí misma si no es en relación con las demás.

El kanji, en cambio, no necesita unirse a otros elementos para tener sentido. Cada kanji tiene un significado propio bastante fijo. Esto es bastante lógico, no son letras como las de nuestro alfabeto. El ideograma es un dibujo (sería más adecuado decir un trazo) que representa cosas o ideas. Se considera que la mayoría de las lenguas tuvieron un origen ideográfico y que fueron evolucionando hacia un alfabeto. Lo cierto es que la lengua japonesa mantuvo hasta el presente su caracter ideográfico. Hubo otras lenguas ideográficas (la escritura jeroglífica, por ejemplo).

La leyenda acerca del origen de la escritura china sostiene que esta fue creada por el emperador Huang-Che (siglo 26 a.C.) quien estudió los cuerpos celestes, las cosas naturales y las huellas de los animales. Pero la respuesta dada a través de estudios arqueológicos sostiene que hay restos de dibujos en vasijas que datan del 5000 a. C. Estos dibujos aun no eran ideogramas sino probablemente emblemas totémicos. No se los considera escritura. La escritura, es decir, los trazos que pueden producir frases datan de la Edad de Bronce china (2000 a. C).

Los caracetres kanji son ideogramas chinos que fueron “importados” por Japón a través de sabios coreanos. Literalmente significa: KAN (es la pronunciación japonesa de HAN, nombre de la dinastía que gobernaba cuando se importaron estos caracteres a Japón) y JI (que significa letra o carácter), el significado literal sería: letra de la dinastía Han.

Uno de los aspectos más interesantes del ideograma kanji es la importancia de la caligrafía, aunque no sólo del resultado final del trazo, también de los pasos dados al escribir. Cada kanji debe trazarse siguiendo una dirección determinada (arriba antes que abajo; izquierda antes que derecha; líneas horizontales antes que una línea vertical que las cruza; líneas inclinadas hacia la derecha antes que hacia la izquierda; parte central antes que los elementos simétricos; exterior antes que interior). Existe un libro, el “Hitsujun shidoo no tebiki” publicado por el Ministerio de Educación Japonés que explica las reglas y el trazado correcto de los caracteres kanji.

Pero más allá de la cuestión formal, hay allí algo de otro orden, algo de la esencia misma de la cultura japonesa en relación con el trazado del kanji, que no tiene que ver con las reglas de escritura. En el trazo se expresa algo que se vincula a la esencia no tanto de lo representado sino de quien escribe. Quizás por eso esa necesidad de reglar la escritura. En este punto, la escritura japonesa es un arte y no un código de representación de ideas.

2 pensamientos sobre “Kanjis”

  1. Hola, mi nombre es Mar, vivo en Catalunya, y me toca hacer un trabajo devreserca. El trabajo que quiero hacer es sobre el origen y la evolucionde los Kanjis. Hay algun libro, o algún lugar donde pueda encontrar lo esmentado en esta página web?
    Grácias por su tiempo.

  2. Hola Mar, lamento responder tarde a tu pregunta. Consulté el Diccionario Gunkan y diversas revistas Tokonoma. Podés consultar al menos la página web de Tokonoma en los enlaces del blog. Próximas entradas pondré las reseñas bibliográficas completas. Un saludo

Deja un comentario