Dos versiones de Rashomon

Rashomon es una película que trata la imposibilidad de llegar a una verdad última en relación con algo acontecido. El filme muestra hasta qué punto las diferentes narraciones acerca de un mismo suceso son fantasmáticas. Es preciso señalar una diferencia entre las versiones de Ryunosuke Akutagawa y Akira Kurosawa: el primero deja al lector frente a esa imposibilidad, no da respuestas. En cambio, Kurosawa le da al espectador elementos del mito para suplir esa falta de respuestas, para mitigarla.

La película fue filmada en los bosques de la prefectura de Nara (Japón) durante el año 1950 y dirigida por Akira Kurosawa y Kazuo Miyagawa (1). Se basa en dos cuentos (2) del escritor Ryunosuke Akutagawa (3): “En el bosque” (1922) y “Rashomon” (1915). En el guión del filme -realizado por Akira Kurosawa y Shinobu Hashimoto- se efectúan algunas modificaciones respecto de los cuentos originales. Por eso voy a referirme brevemente al cuento “En el bosque” y luego al filme.

El cuento presenta el siguiente problema: hubo un asesinato en un bosque y siete testigos son llamados a juicio para relatar lo ocurrido y develar quién fue el asesino. Hay un crimen y hay una investigación. El juez no tiene voz en el cuento. Su presencia se infiere por la respuesta de los testigos. Tampoco hay dictamen. Es el lector quien es colocado en el lugar de juez. Además, entre las características de este cuento cabe mencionar la ausencia de contexto. En el comienzo el lector
posee pocas referencias espaciales y temporales.

Podríamos dividir los testimonios en dos partes (4): una primera serie de testigos circunstanciales (el leñador, el sacerdote, el policía y la madre, quienes declaran en ese orden) y una segunda serie de testigos protagonistas del acontecimiento: Tajomaru, Masago y el samurai asesinado (5).

Después de leer la primera parte de testimonios, el lector puede hacerse una idea de cómo se dieron los acontecimientos temporalmente, dado que el autor realiza un movimiento similar al que realiza Freud en el Moisés de Miguel Ángel: reconstruir los movimientos hacia atrás, seguir las huellas del asesinato en cuatro escenas: el leñador encuentra un cadáver en un bosque ese mismo día, por la mañana. El cuerpo tenía una herida de katana (espada). Previamente había visto un sombrero de mujer, un gorro y una soga. No se sabe quien es el hombre muerto.
El sacerdote budista ve al hombre acompañado por una dama (que montaba a caballo). No puede ver el rostro de la dama ya que este estaba ocultado por un velo. El policía dice haber arrestado al célebre bandido Tajomaru, quien se había caído al lado de un caballo que sería el que montaba la dama que acompañaba al samurai.
La madre: aporta datos sobre dos protagonistas: el hombre muerto se llamaba Takejiro y era el esposo de su hija, la dama que lo acompañaba, llamada Masago. La pregunta que queda abierta hasta aquí es dónde está la mujer.

Una segunda serie de testimonios comienza con el relato de los tres testigos presenciales del crimen (Tajomaru, Masago y el samurai) y esta segunda parte es la que subraya los problemas que no tendrán solución en el cuento.

El primero es el relato del bandido Tajomaru quien afirma haber matado al samurai, aunque no a la mujer. También admite que él quería poseer a la mujer sin matar a su marido y que este deseo de poseerla apareció cuando una brisa corre el velo que ocultaba su rostro. En ese momento él cree estar en presencia de una diosa, allí nace su deseo. Ese deseo, esa fascinación hacia ese rostro es colocado por Tajomaru como la causa de las acciones que después se desencadenan: engañar al hombre (sin asesinarlo) para poseer a la mujer. Pero aquí le sucede algo imprevisto en sus planes: luego de tomar a la mujer, ella le dice que uno de los dos (hombres) debe morir porque una mujer no puede tener dos hombres. El bandido dice además que él mata con katana, lo cual permite establecer una coincidencia con el relato del leñador, quien había advertido que el cadáver tenía una herida que parecía de katana. Este dato es importante porque otros testigos dirán que el hombre fue matado con un puñal.

El relato de Masago: una primera pregunta que aparece en relación con este relato es si hay que ubicarlo en continuidad con los anteriores. Un elemento de ruptura es el titulo: “Confesión de la mujer que llegara al templo Shimizu” mientras que los anteriores dejaban en claro que el testimoniante estaba frente al oficial del keibiishi, no sucede esto con la mujer, ¿el autor ha cambiado de escena? No lo sabemos esta ambigüedad es a mi entender deliberada. El autor juega con una estructura ambigua para producir un efecto en el lector, para instarlo a que él decida y coloque los elementos que faltan.

Rashomon, el filme

La película transcurre principalmente tomando como eje el cuento “En el bosque”. Se presentan una serie de confesiones o testimonios acerca de un hecho (asesinato). En el trailer de la película aparece la siguiente presentación:

“Era una visión del infierno. Un bandido, una mujer, un samurai y un leñador. Cuatro voces diferentes. Cuatro infiernos diferentes. Un cuento que sopla profundo a través de las junglas de la mente mientras la bestia del deseo carnal levanta su brillante ojo. (…) En el Japón del siglo XII, en lo profundo de los bosques, en un caluroso día de verano, las severas pasiones del deseo humano arden en llamas. Un poderoso cuento sobre los conflictos humanos. Dos hombres enfrentados en un duelo desesperado. Una encantadora belleza mira con desdén, ¿es una diosa o el demonio? En un rincón derrumbado de la gran ciudad capital, Rashomon escucha al viento y este levanta sobre el alma humana” (Kurosawa, 1950).

Es decir, se lo presenta como un filme que trata acerca del alma humana. Una de las escenas más destacadas es la de un leñador atravesando el bosque, adentrándose en lo espeso del bosque, esa imagen simboliza el problema del filme: la verdad es tan oscura como el bosque, no se la puede conocer toda.

Pero hay también otro tópico que el filme permite tratar que es el del mito, incluso como se presenta en las religiones: el mito del nacimiento. Esto está posibilitado por la última escena, en donde aparece un bebe abandonado y recogido por uno de los protagonistas. Es interesante que esta escena no aparece en el cuento de Akutagawa, en el cual se basa la película. El elemento del bebe fue agregado en el filme para simbolizar la redención del hombre. Esto debemos vincularlo a un mensaje de los guionistas así como también al momento en que la película es estrenada (durante la posguerra).

Recursos cinematográficos

Dos elementos son importantes de la película: la utilización de flashbacks (que introducen una temporalidad distinta a la del relato) y el uso de la cámara. Asimismo, el realizador ha conseguido efectos interesantes con el uso de espejos a la hora de acentuar el brillo en la mirada en ciertas escenas.

Modificaciones respecto del cuento

Una primera modificación en la adaptación del cuento al formato fílmico es la incorporación de una introducción y de un desenlace, que el cuento no posee. El cuento posee una estructura inconclusa; en cambio, la película tiene una introducción y un final.

Una segunda modificación es el haber elegido que los relatos aparezcan a través de una menor cantidad de voces, es decir, en el cuento son siete testigos y en la película son cuatro testigos los que declaran, con esta particularidad: que el leñador cuenta una primera versión y luego, al final, cambia su relato, hay un doble relato del leñador, que es interesante porque muestra no solo la diferencia entre las voces de distintas personas sino en una misma persona hay distintas voces, distintas versiones según el momento en que declara. Esa duplicidad desplegada en relación a una misma persona genera un nuevo problema ¿cuál es la verdadera versión del leñador? ¿La primera, realizada en el juzgado, o la segunda, en Rashomon?

Notas
1. La película está protagonizada por Toshiro Mifune, Machiko Kyo, Takashi Shimura, Masayuki Mori, Minoru Chiaki.
2. Ryunosuke Akutagawa (2005): “Rashomon”, en Rashomon y otros cuentos. Bs. As.: Quadrata, pp. 79-92
3. Ryunosuke Akutagawa (1892-1927) nació en Irifunecho, barrio del distrito de Kyobashi, Tokio. Fue cuentista, novelista, poeta y crítico. En 1910 ingresó a la Escuela Superior de Tokio, de la que egresó ocupando el segundo puesto dentro de la promoción. En 1913 (a los 21 años) estudió en el Departamento de literatura inglesa de la Facultad de letras de la Universidad Imperial de Tokio (UIT). Sus primeros trabajos se publicaron en la revista Shin Shicho (Nuevo pensamiento), una revista literaria de la Universidad de Tokio que intentaba romper los esquemas tradicionales que se mantenían desde 1868. En noviembre de 1915 se publicó “Rashomon” en la revista Teikoku Bungaku (Literatura imperial) de la UIT. En julio de 1916 se gradúa de la universidad con su tesis sobre William Morris. En agosto de 1919 reedita su primer libro Rashomon. En marzo de 1920 nace su primer hijo y en 1922 su segundo hijo. Su viaje a China en 1921 coincide con sus problemas de salud. Padece síntomas de esquizofrenia, alucinaciones auditivas. En 1927, a los 35 años se suicida dejando una carta en la que explica su decisión.
4. Véase: http://mabuse.iespana.es
5. Este es un elemento interesante: incluso al samurai asesinado se le otorga voz ya que testifica a través de una médium pero, como dije antes, el juez no tiene voz.

2 pensamientos sobre “Dos versiones de Rashomon”

Deja un comentario