La sensación de volver a casa

Todos sabemos que es imposible volver a casa, pero
no por eso dejamos de intentarlo, una y otra vez. El
tsunami, provocado por un terremoto en alta mar,
que asoló Japón el 3 de marzo de 2011, dejó por
todo el país un sentimiento de orfandad y
desamparo, un dolor inconsolable que reveló la
fragilidad, y la importancia, de ese espacio común,
íntimo y compartido, que llamamos hogar, y que
para muchas familias desapareció en cuestión de
segundos, arrastrado por las aguas. La directora
Naomi Kawase, homenajeada en la edición 2012 de
este festival, y cuyo cine siempre ha estado
vinculado a los conceptos de lo efímero e íntimo, de
lo bello y perecedero, sintió, de forma más evidente
que nunca, que lo bello e importante es frágil, por
precioso y único. Movida por la necesidad de
homenajear a las víctimas del tsunami, y al mismo
tiempo de indagar en un concepto tan universal, y
sin embargo tan cambiante, como el del hogar,
Kawase, con la ayuda del Festival Internacional de
Cine de Nara, reunió a veinte directores de todo el
mundo para esta película colectiva de otros tantos
cortometrajes, todos ellos de tres minutos y once
segundos de duración. Y sí, no se puede volver a
casa, pero todos lo seguimos intentando,
construyendo nuestro hogar en cualquier rincón,
aferrándonos a aquellos a los que amamos.
(Gonzalo de Pedro Amatria)

-Festival de cine 4+1-

Trailer de “3.11 A sense of Home”

Deja un comentario